Triangulación

Publicado por MAS Consulting Sin comentarios

El Confidencial, en un artículo de Esteban Hernández (Al poder se llega por la izquierda), ha querido hacer prospectiva a colación de las últimas encuestas que colocan a Mariano Rajoy por delante de José Luis Rodríguez Zapatero en intención de voto. Quedan dos años para las elecciones generales, pero cada vez cala más hondo en España el concepto de ‘campaña permanente’, según el cual todo acto político es susceptible de ser comunicado con el fin de posicionar mejor al político o al partido de cara a unas próximas elecciones (y siempre hay unas próximas elecciones).

España calienta motores para las municipales y autonómicas. Se hacen cábalas en los periódicos, como siempre. Y se pide la opinión de los profesionales de la comunicación para buscar argumentos, como nunca hasta ahora.

En el artículo de Esteban Hernández se abordan las características del nuevo panorama político que servirá de contexto a los próximos encuentros frente a las urnas: la crisis, el descontento general con la clase política, un posible resurgimiento de Izquierda Unida, un previsible aumento de la importancia de UPyD… Los nuevos elementos indican que hay un cambio en el ecosistema político y que, por lo tanto, se requieren nuevos enfoques. A saber:

Las viejas ideologías ya no funcionan. El electorado indeciso no se mueve tanto por mensajes identitarios de partidos. ¿Ejemplos? Los barrios obreros de Madrid que han votado masivamente por Esperanza Aguirre. En las próximas elecciones sobre la mesa no habrá ideologías sino temas.

John Kerry intentó acaparar el tema de la seguridad nacional
John Kerry intentó acaparar el tema de la seguridad nacional

Ahí es donde entra en juego la triangulación. “La estrategia de la triangulación», explica Daniel Ureña a El Confidencial «es una teoría que fue inventada por Dick Morris, asesor de Clinton y que consiste en robar los temas al adversario y darles un enfoque diferente”. Detrás de esta técnica está la idea de que no hay que atacar los puntos débiles del rival, sino desmontar los puntos fuertes. Apropiarse del vocabulario del rival político y adaptarlo a la estrategia propia. David Cameron, líder de los conservadores británicos, ha conseguido que su partido abandere la causa del medio ambiente, encabezando una causaque tradicionalmente ha pertenecido al ámbito de la izquierda. En EEUU, George Bush y el Partido Republicano jugaban en casa cuando John Kerry intentó disputarle el tema de la seguridad nacional, como ex combatiente condecorado.

En las próximas elecciones españolas es de esperar que la economía sea un tema central. Un tema en el que tradicionalmente los partidos de derechas han jugado con ventaja, y en el que el PSOE tendrá que zambullirse para sostener su propuesta.

0 Me Gusta