Un debate presidencial "entre familia"

Publicado por MAS Consulting Sin comentarios

unknown.jpegunknown-1.jpeg

Por César Martinez, MAS Consulting USA.

Ir a un debate donde estan presentes tres de las personas que posiblemente se convertirán en el presidente o presidenta del país mas poderoso del mundo, puede ser un poco intimidante. El proceso es riguroso, tiene que ser uno invitado por alguno de los organizadores, en nuestro caso por la fundación MATT (Mexicans and Americans Thinking Together) y la cámara Hispana de Comercio de los EEUU. Hay que enviar datos, número de seguro social , dirección, fecha de nacimiento y esperar a ser aprobado por el comité organizador.
Ya una vez aprobados viajamos a la ciudad de Las Vegas (Nevada) donde la suerte cuenta mucho y «el que apuesta mucho puede ganar o perder mucho». Tal vez esta fue la razón de que los candidatos se movieron con mucha cautela, no se jugaron el resto, sabiendo que la contienda esta pareja y aún va para largo.
Una vez llegando al lugar del evento hay que recoger invitación, pasar por seguridad (prohibidos los teléfonos, cámaras, micro-computadoras, etc). Pero ya una vez dentro y comenzado el debate , fue muy agradable. Más una charla, una tertulia que un debate entre rivales por el puesto mas importante del planeta. porque «Todos somos familia en el partido demócrata» dijo al comenzar la senadora Clinton.

El debate fue extremadamente civilizado, mas no aburrido. El formato influyó ya que fue en una mesa redonda donde los tres recibieron preguntas de dos comentaristas de NBC y de un reportera que leía las preguntas llegadas vía internet. Tambien fué muy coordial ya que en estos dias ha habido una disputa entre las campaña Obama- Clinton sobre comentarios de la senadora sobre el papel clave que jugó el presidente Johnson para apoyar el movimiento de los derechos civiles en los 60 mencionando que Martin Luther King fué importante, pero Johnson lo fue tambien. Esto ha creado un ambiente de confrontación entre ambas campañas, pero salieron a fumar la pipa de la paz. «Lo mas importante es que el senador Obama y yo sabemos que ni la raza ni el género de los candidatos deben ser parte del debate de esta campaña» fueron algunos de los comentarios de Clinton secundados por Obama.» De hecho, una excelente pregunta fue hecha a Edwards en base a esto «qué se siente al ser hombre y blanco frente a estos dos históricos precandidatos?»

Fuimos citados una hora antes de la llegada de los candidatos y junto con aproximadamente 2.000 personas, vimos como los candidatos hablaron de temas que interesan a la comunidad de Nevada y a los grupos minoritarios de los EEUU, Derechos Civiles (el mismo día se celebraba el cumpleaños de MLK) Economía, Migración (no hablaron los suficiente, debido a que los moderadores solo hicieron una pregunta al respecto), educación , Irak y la crisis hipotecaria. Se nos pidió que el público se abstuviera de aplaudir o hacer alguna expresión de apoyo o rechazo ya que nos dieron la estadística que entre aplausos, vivas y risas, un debate puede perder 7.5 minutos de tiempo. Aun así hubo algunos momentos en que la audiencia no aguantó y expresó su sentir. El estilo del senador Edwards es apasionado, pero se siente estudiado, el «pelearé por la clase media y por los que menos tienen» al mismo tiempo de mostrar una sonrisa envidiable, no conecta con la audiencia. La senadora Clinton, quien reciéntemente descubrió el poder de los sentimientos y de una lágrima, conectó muy bien con la compañera de butaca a mi lado, quien me dice que ahora quisiera darle la oportunidad a una mujer de ser presidenta, porque «siente más» ( a llorar de ahora en adelante) y por último el senador Obama, quien habla pausado, despacio y coherente, y quien logra conectar muy bien con el auditorio mas jóven del teatro.

¿Quien ganó el debate? Yo creo que los tres y ninguno. No hubo ganchos al hígado, no hubo reviradas fuertes, acusaciones, pellizcos, patadas, mordidas, drama, en fin, pero al final Nevada decidió que el ganador fuera la senadora Clinton con un alto porcentaje de voto hispano, que era clave para ganar Nevada. ¿El debate habrá sido detereminante? En este caso no lo creo ya que no hubo un claro ganador, pero definitivamente los debates siguen siendo los mejores foros para presentarse ante el electorado ya que como siempre hemos dicho, la campaña publicitaria es como el currículum, todo es hablar bien de los candidatos y las grandes ventajas de votar por ellos. El debate, es la entrevista de trabajo ante el jefe, ante los que los van a contratar o no, «el electorado.»

En mi propia experiencia, después de haber trabajado en horas y horas en tantos entrenamientos mediáticos y debates que hemos hecho en varias partes del mundo con diversos clientes a los que hemos ayudado con nuestro graníto de arena a convertirse en alcaldes , diputados, senadores gobernadores y hasta presidentes, donde siempre estamos pendientes disfrutando o sufriendo cada palabra , cada movimiento, cada expresión, cada argumento y re-contraargumento de los candidatos, fue para mí un gusto poder sentarme cómodamente, relajado, sin niguna presión y ser uno mas del público -un extra, vamos- en este ejercicio democrático que fue como ver una agradable charla entre una familia… presidencial.

0 Me Gusta